Cómo Nick Cave convirtió el dolor en música y arte tras la muerte de sus dos hijos

Para Nick Cave el dolor se convirtió en una forma de vida, un enfoque para vivir, y aprendió a ceder ante la incertidumbre del mundo. Se ha enfrentado a las pérdidas inesperadas de sus dos hijos.

Arthur, el hijo de 15 años murió tras caer de un acantilado cerca de la casa de su familia en Inglaterra y en mayo pasado, su hijo Jethro, de 31 años, murió de causas que no se han compartido públicamente. Es un tipo de duelo del que no puede hablar ni teorizar alguien que no lo haya vivido, y uno que Cave dice que ha sido importante expresar, lidiar y, en última instancia, compartir.

Desde la muerte de su primer hijo, Cave cambió todo su proceso creativo y reflejó el dolor del duelo en algunos fragmentos del disco ‘Skeleton Tree’ (2016), en cuya grabación estaba inmerso cuando sucedió el accidente. Más tarde, en su siguiente trabajo ‘Ghosteen’ (2019), abundó en su exploración de la pérdida y la muerte, y después volvió a sumergirse en otro doloroso proceso de composición al escribir la canción ‘Heart That Kills You’.

Aunque sus álbumes poner al descubierto el dolor de Cave de una manera luminosa y conmovedora, gran parte de su expresión personal llega a través de su blog personal donde responde cuidadosamente las preguntas de sus fans. Este blog ha sido una oportunidad tanto para visualizar “una salida” a su propio dolor como para encontrar solidaridad con las personas que, viniendo de un lugar de dolor similar, se han conectado con su trabajo.

Mi audiencia me ayudó enormemente, y cuando toco ahora, siento que eso me está devolviendo algo. Lo que estoy haciendo artísticamente es pagar por completo una deuda. Es… mi otro hijo ha muerto. Es difícil hablar de eso, pero los conciertos en sí y este acto de apoyo mutuo me salvan. La gente dice: ‘¿Cómo puedes irte de gira?’. Pero para mí es al revés. ‘¿Cómo no iba a hacerlo?’”.

Sobre Jethro, su hijo de 31 años.
Fruto de una relación fugaz del cantante con la modelo, Jethro Cave Lazenby no conoció a su padre hasta los siete u ocho años, según confesó el cantante en 2008: “Fue una época difícil, pero al final salió bien. Para mi eterno pesar, no tuve mucho contacto con Jethro en los primeros años, pero ahora tengo una gran relación con él“. Jethro, de 31 años, se trasladó a Reino Unido siendo un adolescente para trabajar como modelo, y llegó a desfilar para Versace y Balenciaga.

Jethro murió a solo unos días de salir de la cárcel tras cumplir condena por agredir a su madre, Beau Lazenby, dándole un rodillazo en la cara por una discusión por un paquete de cigarros. Tras la detención, su abogado alegó que padecía esquizofrenia, pero la acusación recordó que el joven tenía antecedentes por haber agredido a su exnovia en 2018.

sobre Arthur, su hijo de 15 años.
Arthur murió en 2015 tras caer desde lo alto de un acantilado en Brighton (Inglaterra) después de haber consumido LSD. Arthur cayó desde 18 metros con el resultado de fractura de cráneo, piernas rotas y hemorragia cerebral, y fue encontrado en un camino por varios viandantes que intentaron reanimarlo sin éxito, ya que no falleció en el acto.

Sobre “This Much I Know To Be True”

Recientemente presentó su documental  “This Much I Know To Be True”, nos entrega, nuevamente, su corazón y su alma sin pedir nada a cambio. Se abre enteramente y se deja interpelar. De alguna manera nos hace sentir que no somos contemporáneos a él sino que él lo es a todo. Una especie de Dios supremo que entendió algo que nadie pudo y eso le permite vivir constantemente entre la tierra y el cielo como el traductor perfecto entre lo divino y lo terrenal. El dolor terrenal lo transforma en el arte más etéreo y los sentimientos más celestiales los traduce a sentido. Disponible en MUBI.

Te puede interesar: