Andrés Hoeflich estrena ‘La Marea’: nuevo indie rock mexicano, disruptivo y antitendencias

Con el primer álbum de estudio de su proyecto solista, La marea, el artista mexicano Andrés Hoeflich se propone ir más allá de lo trending, de las tendencias musicales y visuales, en la búsqueda de un nuevo indie rock mexicano.

¿Cómo lo hace? Con un enfoque puramente artístico. Marcando su propio camino en medio de una industria que, se entiende, funciona a través de tendencias y casi totalmente de manera digital. Apostando principalmente a la experiencia en vivo, con shows inmersivos con fuerte presencia visual, a través de proyecciones de luces que se sincronizan con la música.

Sobre una base de géneros como indie rock, electrónica, trip hop y new wave, el disco es un viaje de nuestra propia ‘marea’, esa que nos creamos en la mente y en la que decidimos naufragar. La sensibilidad de sus letras conectan con los pasajes nostálgicos que todos llevamos dentro, así como con la reflexión y el deseo de encontrarnos a nosotros mismos.

 

Con mensajes muy introspectivos, acompañados con la fuerza de instrumentos electrónicos y guitarras distorsionadas, puede sonar oscuro, feliz, nostálgico y poderoso en un mismo tema. Sin dejar de lado las melodías pegajosas, trata de diversificar las emociones con paisajes sonoros muy llamativos y sorpresivos.

«Este disco nació de la acumulación de experiencias, de las ganas de querer decir algo artísticamente, más allá de buscar el ‘éxito de taquilla’. Se materializó por la necesidad de sentirme vivo. Siempre que hago música me inspiro en mi vida y en lo que esté pasando por ella. En este disco, por ejemplo, las trompetas son clave y es un recurso que nunca antes hubiera imaginado proponer, pero tuve un acercamiento a su uso por algunos trabajos de producción en los que terminé enamorándome de su sonido. De resto, fue como armar un rompecabezas de géneros. Aunque al principio no parecía que tuvieran que ver unas canciones con otras, esa diversidad se tradujo en un sentido: el de un espectro musical amplio», comentó Andrés Hoeflich.

¿El mejor momento para escuchar La marea? Ese, cuando queremos encontrar nuevos significados a través de las letras, cuando nos reinventamos y creamos nuestros propios escenarios. Escucha más arriba el material.

Te puede interesar: